terça-feira, 4 de agosto de 2009

Por Primera Vez, Todos los Nombres

Aportes a la campaña de Cristina Kirchner

EXCLUSIVO: APORTES A LA CAMPAÑA DE CRISTINA, NARCOTRÁFICO Y MEDICAMENTOS ADULTERADOS
Hace unos días, entrevisté a un empresario vinculado a la salud argentina, otrora titular de una conocida droguería relacionada con los aportes de campaña a Cristina Kirchner en el año 2007. Su primera frase me dejó pasmado: "Si hay un lugar donde no quisiera estar es en los zapatos de Sebastián Gramajo, cuyo jefe político es Héctor Capaccioli", disparó sin vacilar.
Posteriormente, trazó en el aire un oportuno croquis sobre los vínculos entre Capaccioli, ex superintendente de Servicios de Salud; y el Dr. Néstor Vázquez, ex gerente de Prestaciones de ese mismo organismo. Vázquez ha sido una suerte de "socio" de Néstor Lorenzo, titular de la oscura droguería San Javier e ideólogo junto a Capaccioli del blanqueo de fondos para la campaña electoral del Frente para la Victoria.
Es dable mencionar a ese respecto que desde hace unos meses existe una denuncia penal contra el kirchnerismo por lavado de activos. Se trata de un expediente que se ha iniciado merced a una investigación iniciada por este periódico (1) y que avanza raudamente, ya que media docena de supuestos aportantes al kirchnerismo en 2007, admitieron a la Justicia que en realidad nunca pusieron un peso. Es exactamente lo mismo que aseguró el informante entrevistado por este cronista en las últimas horas.
El patrón es siempre el mismo y está relacionado a jugosos negociados que se han hecho en torno al sistema de salud argentino, gracias a la connivencia de poderosos funcionarios oficiales, sindicalistas tuertos e importantes droguerías y laboratorios medicinales. Oportunamente, el fallecido Sebastián Forza lo admitió sin medias tintas: "Acá hay un sistema por el cual se falsificaron recetas médicas, se inventaron pacientes y hasta se adulteraron remedios carísimos para llenar los bolsillos de unos pocos delincuentes". Forza sabía de lo que hablaba, ya que se definía a sí mismo como parte de esa misma mafia.
"Lo grave del tema es que, en el camino, han muerto muchísimas personas y nadie se hace cargo. El triple crimen de General Rodríguez tiene que ver con esto, hay que investigar la ruta de los medicamentos y cómo Cappacioli recaudó los fondos de campaña para el Frente para la Victoria", admitió hace pocas horas otra fuente de información con gran temor. En esa misma charla, admitió que hubo un solo aportante de dinero y que todo lo demás había sido armado "para la gilada".
"Todos le debían favores a Capaccioli y este aprovechó. No olvides que aprendió rápido su oficio, sabía que se podían 'armar' expedientes apócrifos, ya que algunos pacientes no retiraban la medicación correspondiente o los padrones de la Superintendencia tenían fallas. Especialmente en cáncer, SIDA, esclerosis múltiple y todo aquello que la APE (Administración de Programas Especiales) pudiera pagar", admitió el informante.
El croquis armado por el empresario mencionado al principio del presente artículo es la clave para entender los negociados de medicamentos ocurridos en los últimos años - siempre permitidos por el kirchnerismo - y el triple crimen de General Rodríguez. Se trata de un sistema que tiene a Néstor Lorenzo a la cabeza y una serie de "empresas-pantalla" que siempre están vinculadas entre sí, ya sea cambiando cheques en una financiera que operaba en un consulado extranjero, vendiendo medicamentos entre ellas, aportando a campañas electorales o simplemente compartiendo los mismos clientes.
El mapa aportado por el informante se ha contrastado con información ya publicada en Tribuna de Periodistas, reveladores documentos y entrevistas efectuadas en las últimas semanas con funcionarios públicos y empresarios privados. Este es el resultado de lo que debe investigar la Justicia:
-Seacamp: relacionada a Sebastián Forza. Supuestamente aportó - nunca puso un peso - 310.000 y 70.000 en el 2007. Un dato crucial: Forza está vinculado a todos los mencionados en esta lista.
-Droguería San Javier: está relacionada a Javier Torres, Néstor Lorenzo y el ex agente de la SIDE Julio César Pose.
-Multipharma: está relacionada a Torres y Lorenzo. Estas últimas dos firmas - San Javier y Multipharma - están vinculadas no sólo a los aportes de la campaña, sino también a la adulteración de medicamentos.
-Droguería Urbana: relacionada a Marcos Hendler. Aportó a la campaña y está relacionada a la cuestionada farmacia ubicada en Viamonte 1483.
-Global Paharmacy Service: aportó a la campaña y es auditoria del PAMI gracias a un convenio con la cuestionada firma Siemens. Relacionada asimismo con Farmalink.
-Bristol Park S.A.: aportó a la campaña. Es comandada por Martín Magallanes, ex socio de los fallecidos Forza y Ariel Vilán.
-All Medicine: aportó a la campaña, está relacionada a Néstor Lorenzo.
-Fidei Salud: aportó a la campaña, está relacionada a Néstor Lorenzo.
-Audifarm: aportó a la campaña, está relacionada a Hendler.
-Nucleo Farma: aportó a la campaña, está relacionada a Martín Magallanes.
-Unifarm: aportó a la campaña, está relacionada a Magallanes y Vilán.
-Framaline: aportó a la campaña, está relacionada a Néstor Lorenzo.
-Fharmaz Group: está relacionada a Damián Ferron, la Obra Social de Bancarios, Néstor Lorenzo y Martín Magallanes.
-Droguería Del Plata: aportó a la campaña, está relacionada a Unifarma y San Javier.
-Eglis: está relacionada a Unifarma, San Javier y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
-Drogueria Plaza: está relacionada a Unifarma, San Javier y ANMAT.
-Hospital Francés: está relacionado a José Luis Salvatierra - ex interventor del Hospital Francés -, Capaccioli, Lorenzo, y Forza.
-Marcelo Abasto: financista de Forza y uno de los que lo amenazó de muerte.
-Centro Oncológico De Excelencia (COE): está relacionado con Lorenzo.
Finalmente, habría que indagar sobre puntuales personajes, también involucrados directamente con este escándalo. Uno de ellos - actor principal si los hay - es el bancario Juan José Zanola, más que cercano a Néstor Lorenzo. De la misma manera, habría que indagar sobre la supuesta sociedad entre este último junto a Carlos Torresin - ¿seudónimo de Javier Torres? - y el papel que jugaron Gustavo Valsecchi, Eduardo Cesar Angeloz y Javier Gauna.
Concluyendo
Antes de despedirse, una de las fuentes de información consultadas para este artículo aclaró con cruda sinceridad: "no soy una carmelita descalza, pero nunca me enteré de que me harían hacer aparecer como aportante a la campaña de Cristina. Obviamente hubiera aceptado pero siempre que hubiera algún favor político, como podría ser el manejo de alguna obra social".
El informante sabe que su vida corre peligro. Lo hace saber a este periodista y ruega que su nombre y apellido no sean publicados. La misma situación se dio cuando fueron entrevistados otros empresarios y hasta funcionarios oficiales: nadie quiere ser mencionado. Todos coinciden en que se trata de un tema muy complejo, que roza a importantes funcionarios del kirchnerismo en medio de negocios millonarios con medicamentos y tráfico de drogas.
Sin embargo, esos mismos funcionarios saben que más temprano que tarde, el escándalo explotará en sus propios rostros, ya que la causa judicial de marras avanza de manera imparable.
¿Habrá que esperar nuevos suicidios y asesinatos?
Christian Sanz

Nenhum comentário: